Cueva de Jaime el Barbudo-Ruta desde Hondón de los Frailes
Cables de acero y escalones tallados en la Cueva Jaime el Barbudo / senderismoenalicante.es

Cueva de Jaime el Barbudo: una sima peligrosa de descender

  • Categoría de la entrada:Hondón de los Frailes
  • Autor de la entrada:
  • Última modificación de la entrada:2023-12-31
  • Tiempo de lectura:5 minutos de lectura

Muchas son las historias y leyendas sobre las montañas de Alicante que se pueden descubrir de ruta de senderismo. De hecho, una de ellas se puede conocer de ruta desde Hondón de los Frailes y tiene relación con la Cueva de Jaime el Barbudo. Un lugar dónde se refugió uno de los bandoleros más famosos.

Con el nombre de Jaime el Barbudo se conoce a Jaime José Cayetano Alfonso Juan. De hecho, por el PR-CV 255 desde la ermita de San Antón de Hondón de los Frailes hacia el Collado del Sastre se pueden descubrir paneles que informan de la historia de este bandolero que nació en Crevillente en el año 1783.

Historia de la Cueva de Jaime el Barbudo en término de Albatera

Lugar dónde se refugió el bandolero más famoso de Alicante y Murcia

Jaime José Cayetano Alfonso Juan era un hombre corriente cuyo oficio en en el siglo XVIII era de pastor. Pero, realizando tareas de vigilancia en una finca de Catral sorprendió a un hombre en 1806 que le estaba robando uva en los terrenos que custodiaba. Y, se tuvo que ver obligado a inmiscuirse en una pelea.

En dicha pelea Jaime José Cayetano Alfonso Juan acabó con la vida del ladrón que le estaba robando uvas. Cómo informan los paneles en la ruta por el PR-CV 255 desde Hondón de los Frailes en ese momento se vio obligado a huir a las montañas buscando refugio. Y, una de ellas fue una cueva escondida de Albatera.

Cueva Jaime El Barbudo-Historia
Jaime El Barbudo / senderismoenalicante.es
Cueva Jaime El Barbudo-Escalones de acceso-Alicante
Grieta de acceso / senderismoenalicante.es

Tras verse obligado a huir de la justicia terminó convirtiéndose Jame El Barbudo cómo uno de los bandoleros más famosos. Y, realizaba sus fechorías por territorios de Alicante y algunos lugares de Murcia como Abanilla o Jumilla en la comarca del Altiplano. De hecho, tuvo otro refugio en la Sierra de la Pila.

Uno de los rincones dónde se resguardó fue precisamente en la conocida como Cueva de Jaime el Barbudo. No obstante, aunque se empieza la ruta en Hondón de los Frailes se ubica esta sima en el término municipal de Albatera. Y, destaca porque su acceso es por una grieta en la que se han tallado escalones.

Casco y frontal para acceder a la cueva de Jaime el Barbudo

Sima de acceso peligroso a un pozo de 16 metros de profundidad

La entrada a la Cueva Jaime el Barbudo está a 562 metros de altura. También se puede ir por el PR-CV 180 desde el Collado de la Algüeda. Pero, acceder es peligroso porque es muy estrecha con pendiente pronunciada y sus escalones tallados están deteriorados. Incluso, los cables de acero están en mal estado.

Entre otras de las consideraciones a tener en cuenta es que no es conveniente acceder a su interior porque es necesario el uso de casco para evitar posibles caídas de piedras. También, se precisa de luces y frontal por su absoluta oscuridad. Y, el fondo de la misma parece conducir a un pozo profundo de 16 metros.

Contemplando el interior de esta sima que se ubica en el término de Albatera se hace evidente imaginar la situación en la que se vio inmerso Jaime el Barbudo para refugiarse en semejante grieta. Pero, a este bandolero que llegó a luchar en la invasión de Napoleón le prometieron un indulto que terminó en traición.

Jaime el Barbudo terminó encarcelado en Murcia tras una emboscada. Y, el 5 de julio de 1824 fue ahorcado en la Plaza de Santo Domingo. Lo descuartizaron y exhibieron sus miembros en Crevillente, Hellín, Sax, Fortuna, Jumilla y Fortuna dónde cometió sus principales fechorías cómo informa un panel.

Javier Tomás Juan-Senderismo en Alicante

Autor: JAVIER TOMÁS JUAN

Creador de www.senderismoenalicante.es

La descripción de las excursiones se basa en mi experiencia. ¡Realiza las rutas con seguridad!